Licencia ambiental

Publicado el 10/04/2022

La ley de residuos y economía circular prevé dos nuevos impuestos a partir de 2023

El 10 de abril de 2022 entraba vigor la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular. De la norma destaca la creación de dos nuevos impuestos que se aplicarán a partir del 1 de enero de 2023. La Ley incluye, entre otros aspectos, la obligación por parte de la hostelería de ofrecer agua del grifo de forma gratuita con la finalidad de reducir las botellas de un solo uso.

La ley de residuos y economía circular prevé dos nuevos impuestos a partir de 2023

Con fecha 9 de abril se publicaba en el BOE, la Ley 7/2022, de 8 de abril, de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular. Esta norma entraba en vigor al día siguiente de su publicación, derogando la anterior Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.
Con esta norma se da cumplimiento a las directivas del Parlamento Europeo  Directiva (UE) 2018/851 sobre residuos y la Directiva (UE) 2019/904 sobre reducción del impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente. Entre otros, se amplía los requerimientos de recogida separada, restringiéndose el uso de plástico de un solo uso. En el título III se actualizan las obligaciones de productores y gestores.

Economía circular e impuestos

En lo que se refiere a las Medidas fiscales para incentivar la economía circular, la norma prevé dos nuevos impuestos:

  • impuesto de producción de plásticos de un solo uso que se aplicará sobre los envases de plástico no reutilizables 

  • impuesto de depósito de residuos en vertedero que se aplicará en vertederos, la incineración y la coincineración del residuo. La Ley califica esta carga fiscal como un "instrumento económico clave para avanzar en la economía circular y en la consecución de los objetivos para la reutilización y reciclado en materia de residuos".

    Ambos impuestos quedan aplazados al 1 de enero de 2023. La norma señala que su finalidad es reducir la generación de residuos y mejorar la gestión de los que no se pueden evitar.

El impuesto especial sobre plásticos será de naturaleza indirecta a todos los envases que sirvan para contener, proteger, manipular, distribuir y presentar mercancías. Ejemplos de ello son vasos de plástico o los rollos de plástico para embalar y evitar roturas en el transporte de productos. Estos impuestos se grabarán con 0,45 euros por kilogramo.

Quedan excluidos de dicho impuesto las pinturas, tintas, lacas y los adhesivos concebidos para ser incorporados a los productos destinados a tener la función de contener, proteger, manipular o entregar bienes o productos así como aquellos envases para contener, proteger, manipular, distribuir o presentar medicamentos, productos sanitarios, alimentos para usos médicos especiales, preparados para lactantes de uso hospitalario o residuos peligrosos de origen sanitario, así como los rollos de plástico para ensilados de uso agrícola y ganadero.

Retirada del amianto 

Otro de los aspectos previstos en la Ley se refiere a la retirada de amianto en toda España. En este sentido, antes del 10 de abril de 2023 los ayuntamientos tendrán que elaborar un censo de instalaciones y emplazamientos con amianto y un calendario que planifique su retirada, con una fecha no posterior a 2028 en el caso de los emplazamientos públicos de mayor riesgo afectados.

Agua del grifo gratuita y consumo a granel

Además, con la entrada en vigor de la norma, los establecimientos de hostelería deben ofrecer agua de grifo gratuita. La medida pretenci reducir el uso de botellas de un solo uso, además las tiendas deberán promover el consumo a granel.

Por otro lado, desde el 1 de enero de 2023 los comercios minoristas de alimentación con una superficie de 400 metros cuadrados o más tendrán que contar con, al menos, un 20% de su área a productos sin embalaje primario, con venta a granel o a través de envases reutilizables. Además, deberán aceptar envases reutilizables (bolsas, 'tuppers' o botellas) de cuyo buen estado de higiene deberá responsabilizarse el usuario y en caso de no estarlo, el comerciante podrá rechazarlo.

La nueva Ley incluye la obligación de las entidades locales de establecer la recogida separada de "al menos", papel, metales, plástico y vidrio; los biorresiduos (orgánica) antes del 30 de junio de este año en municipios de más de 5.000 habitantes y antes del 31 de diciembre de 2023 para el resto; los residuos textiles, el aceite de cocina usado y los residuos domésticos peligrosos antes del 31 de diciembre de 2024, igual que en el caso de los residuos de muebles y enseres.

Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular

 

Servicios en materia medioambiental de ADDIENT

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros sin compromiso y resolvemos tus dudas 

 

 

 

 

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.